domingo, 18 de octubre de 2009

TALLARINES DE MONTE Y MAR


INGREDIENTES
Pasta fresca ( tallarines)
Pimiento del piquillo (1 bote o lata)
200 ml leche evaporada
Gambas
Champiñones naturales
Sal
Cebolla
Queso rallado
Agua

ELABORACION
Se cuece la pasta como indica el paquete.
Se pone un chorro de aceite en una cacerolay se pone cebolla a dorar.
Cuando esta pochada se añade la leche evaporada y los pimientos del piquillo y un pellizco de sal.
Se deja una media hora a fuego lento.
Despues de este tiempo se tritura con la minipimer y se reserva.
En una cacerola se pone un chorrito de aceite y se doran los champiñones.
Cuando estan hechos se añaden a la salsa.
Se hacen las gambas peladas a la plancha con un pellizco de sal.
Cuando estan hechas se mezclan con la salsa tambien.
Se calienta la salsa con todo lo anterior y cuando esta bien caliente se añade la pasta ya cocida.
Se mezcla bien y se sirve con un poco de queso rallado.
La leche evaporada se puede sustituir por nata de cocinar.

7 comentarios:

  1. Hola Mar cuando puedas pasate por mi blog (cocinando a fuego lento) tengo algo para ti que espero sea de tu agrado..

    besos,AKELARRE:)

    ResponderEliminar
  2. ummm ya que la pasta me gusta de todas las formas posibles, tendré que probar esta.

    Un besote

    ResponderEliminar
  3. yo soy amante de la pasta asique yo tambien me apunto esta receta!!

    besitos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Que cosa más rica!!!! Me gusta esta combinación. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola, el otro dia le di a mi marido esta receta para que me la hiciera y salio buenisima. Muchas gracias por compartir tus recetas. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. me alegro que os haya gustado
    y si os sobra salsa con solomillo a la plancha esta pa morirse

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar en mi blog. Agradezco cada visita deje o no comentarios.

POR FALTA DE TIEMPO ESTE BLOG NO ACEPTA PREMIOS NI MEMES.
Agradezco cada premio y cada meme que se pueda otorgar, pero no tengo tiempo a devolverlos por lo que CREO que lo mejor es no recibirlos...