martes, 20 de marzo de 2018

BAKLAVA

Hoy volvemos con el grupo de Desafío en la Cocina con una receta dulce. Es una receta que la tenía en pendientes porque tenía mucha curiosidad por su sabor y textura pero que un día por otro nunca me decidía a hacerla. Esta vez no he tenido disculpa y la verdad que ha sido todo un éxito en casa y seguro que con lo fácil que es la repetiré en mas ocasiones añadiendo otros frutos secos para variar los rellenos.
Este mes le tocaba desafiarnos a Rocío y ha acertado de pleno, por lo menos en mi casa. Yo opte por un almíbar de miel y lo puse antes del horneado ya que en muchos tutoriales lo vi de esta manera, aunque también los hay que lo ponen después de horneado.
Este fue el resultado:





Si queréis ver el resto de recetas solo tenéis que pulsar aquí que estoy segura que habrá mucha variedad ya que teníamos libertad de rellenos.



INGREDIENTES
400 gr. de nueces peladas
2 paquetes de pasta filo ( 20 hojas total)
8 gr. nuez moscada
7 gr. de canela en polvo
50 gr. de azúcar
250 gr. mantequilla

INGREDIENTES (almíbar) 
200gr. miel
130gr. agua
25 gr. zumo de limón
100 gr. azúcar

ELABORACIÓN (almíbar)
Ponemos en una cacerola todos los ingredientes juntos, ponemos a calentar. Cuando rompe a hervir bajamos el fuego para que siga hirviendo a fuego lento y haciéndose el almíbar.
Lo ponemos a que se haga mientras montamos el pastel, ya que vamos a necesitarlo antes de hornear.


ELABORACIÓN
Calentamos la mantequilla hasta que se derrita sin que llegue a hervir.


Repartimos las hojas de pasta filo en tres, 7-6-7.
Usaremos 7 en la primera capa, luego 6 en la segunda y otras 7 en la última.


Molemos las nueces.
Añadimos la canela en polvo, la nuez moscada y el azúcar.
Mezclamos bien.
Reservamos.


Cogemos la bandeja de horno y la pintamos con la mantequilla derretida.
Ponemos dos hojas de masa filo encima de la bandeja.
Pintamos con una brocha y la mantequilla.
Ponemos otras dos hojas de pasta filo y repetimos con la mantequilla.
Ponemos una lamina (ya van 7), pintamos otra vez.
Ponemos la mitad del relleno de nueces y repartimos por toda la masa filo.
Volvemos a poner otras dos hojas por encima del relleno.





Pintamos.
Otras dos hojas y volvemos a pintar.
Ponemos las dos últimas (en esta capa ponemos 6) y pintamos.
Echamos todo el relleno que nos queda y colocamos todo bien por encima de la masa filo.
Añadimos el resto de las hojas (7) de dos en dos y untando cada dos láminas con la mantequilla. Al final solo pintaremos 1 lámina.

Con un cuchillo muy afilado partimos en trozos pequeños o como nos guste, yo corté cuadraditos.


Echamos el almíbar por encima del pastel.


Con el horno precalentado a 180º metemos el baklava.
Horneamos a 160º durante mas o menos 30 minutos o hasta que el almíbar esté consumido y bien doradito.
Yo lo serví con unas fresas con un pelín de nata montada.






2 comentarios:

  1. En mi casa no gustó tanto, pero por supuesto para saberlo, hay que probarlo.
    Muy buena pinta

    ResponderEliminar
  2. Te han salido muy bien . Que manos tienes!!!!BS

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar en mi blog. Agradezco cada visita deje o no comentarios.

POR FALTA DE TIEMPO ESTE BLOG NO ACEPTA PREMIOS NI MEMES.
Agradezco cada premio y cada meme que se pueda otorgar, pero no tengo tiempo a devolverlos por lo que CREO que lo mejor es no recibirlos...